La primera batalla de Capua

La segunda guerra púnica vivió sus momentos decisivos durante el año 212 a.C. Mientras nuevos pueblos de la península itálica se rebelaban contra Roma, esta centró sus esfuerzos en reconquistar Capua, cabeza visible del alzamiento. Dicha ciudad constituyó el objetivo principal de los dos ejércitos consulares, los cuales desarrollaron buena parte de su campaña en torno a ella. Aníbal entretanto no permaneció inactivo ante el acoso que sufría su aliada. El artículo trata sobre las acciones bélicas desarrolladas durante este consulado y en especial el análisis de la conocida como primera batalla de Capua y las fuentes que la tratan.

La primera batalla de Capua

La primera batalla de Petelia

En este artículo desarrollamos el inicio de la campaña cartaginesa en el suroeste de Italia tras la batalla de Cannas. Las fuerzas púnicas se dividieron después de la misma y un contingente bajo mando de Magón se dirigió hacia el Sur a recibir a los pueblos que cambiaron de bando y se unieron a la causa africana. Una vez el hermano de Aníbal marchó a Cartago, el general Hannón se hizo cargo de estas fuerzas y dio comienzo a la ofensiva en esta zona para completar la dominación de los pueblos montañeses del Brucio y de las localidades griegas costeras de la Magna Grecia. Un frente de guerra eclipsado por las acciones principales que tenían lugar en Campania pero que a la luz de los hechos muestra interesantes aspectos sobre este segundo ejército púnico que operaba en el Sur de Italia que tan buenos resultados obtuvo en aumentar los dominios cartagineses en la zona que sirvió de retaguardia a Aníbal hasta el final de la guerra:

1ª batalla de Petelia

Aníbal ad portas

Aníbal, tras seis años y medio en la península itálica, se decide por fin a acercarse a las puertas de Roma, su implacable enemiga. Pero los romanos no permanecerán quietos ante la amenaza y tomarán las medidas oportunas para enfrentarla. La situación en la guerra es crítica: En Hispania la muerte de los Escipiones ha hecho replegar a los escasos efectivos romanos supervivientes al norte del Ebro. En Iliria Filipo V ha logrado conquistar varias plazas y una salida al Adriático a través de Lisos, ciudad situada frente a Salapia, localidad de Apulia controlada por Aníbal. La posibilidad de un desembarco macedonio en esa zona se acrecienta, máxime cuando en la propia Apulia y Lucania los romanos han perdido dos ejércitos en un breve lapso de tiempo. Los cartagineses retienen aún poblaciones en el Samnio y el cerco de Capua concentra tres ejércitos romanos a los cuales Aníbal no ha podido desalojar. ¿Le quedarán aún efectivos a Roma para poder defenderse de la aproximación del ejército púnico?

Un episodio histórico apasionante ampliamente desarrollado:

¡Anibal ad portas!